Acreditación

Carrera Acreditada por 5 años
desde Dic. 2016 a Dic. 2021
Impartida en Valparaíso y Santiago, jornada diurna y presencial.
Agencia AcreditAcción.

Redes Sociales

FacebookTwitterGoogle BookmarksRedditLinkedin

Puertos: otra tarea pendiente, pero hay obras en carpeta

PDF
Imprimir
E-mail
Modificar tamaño de letra:

 Santiago, Chile. 9 octubre, 2012. No es misterio que los puertos chilenos se están quedando chicos. La fuerte transferencia de carga -y los barcos cada vez más grandes- han llevado a los terminales portuarios a desarrollar planes de crecimiento a varios años y etapas. Todo para evitar un colapso a corto plazo.

 

Valparaíso: licitación por US$ 2.000 millones 

Valparaíso se ha caracterizado por poseer una de las mayores transferencias de carga en la última década. Entre el año 2000 y 2010, la carga se incrementó en 150%. Esto impulso a la estatal Empresa Portuaria Valparaíso (EPV) a desarrollar el puerto a través de distintas etapas

Según Alfonso Mujica, presidente de EPV, se prevé una inversión de US$ 550 millones para los próximos 10 años, considerando la extensión del sitio 3 del Terminal 1; la apertura del borde costero Puerto Barón, además de la licitación del Terminal 2.

El objetivo para esto último es elevar la carga y permitir la llegada de un mayor número de buques boxs Panamax. La licitación está avaluada en US$ 350 millones y se espera que se adjudique antes de que finalice este año para tener listo y operativo el Terminal 2 en 2018. Eso sí, el puerto busca en una primera etapa maximizar el uso de las aguas abrigadas que otorga el actual molo de abrigo, según explica EPV. Tras el desarrollo de los Terminales 1 y 2, el próximo paso será crecer a través de los terminales fuera de puerta Yolanda y San Mateo. Ambos demandarán una inversión de US$ 1.500 millones en el largo plazo, pero no hay fechas.

alt

 Valparaíso: se prevé una inversión de US$ 550 millones para los próximos 10 años.

 

San Antonio: un nuevo molo hacia el año 2028 

El Puerto de San Antonio se ha consolidado como uno de los grandes puntos de comercio exterior que tiene Chile. En 2011, tuvo un 51% de participación en el mercado regional de puertos de uso público, con más de 15 millones de toneladas transferidas. Claro que tanta actividad ya le está poniendo presión a su infraestructura Por ello, la estatal Empresa Portuaria San Antonio (EPSA) ingresó en febrero una Declaración de Impacto Ambiental para ampliar el Sitio 3 en más de 30 metros hacia el Sur desde la estructura existente, tarea que requerirá una inversión de US$ 7 millones. El puerto, además, tiene prevista soluciones a largo plazo: para 2028 prevé la construcción de una nueva explanada y una dársena interior, que según la firma dotaría con un nuevo frente al sector.

alt

San Antonio: La Empresa Portuaria San Antonio ingresó en febrero una Declaración

de Impacto Ambiental para ampliar el Sitio 3 en más de 30 metros hacia el sur.

 

Iquique: crecer con miras a 2016 

Iquique es considerada una de las regiones con mayor actividad económica, y su terminal internacional no es la excepción. De ella, por ejemplo, exportan cobre Cerro Blaco y Quebrada Blanca, además de la importación de mercadería desde Bolivia, Paraguay, Brasil y Argentina. En 2011, el puerto transfirió 2,7 millones de toneladas. Este dinamismo llevó a la firma a anunciar una inversión de US$ 11 millones para los proyectos de rellenos “del borde costero” y “de la poza del bote salvavidas”. Estas últimas deberían listas completamente a mediados de 2013.

El grueso de las obras serán de la estatal Empresa Portuaria Iquique (EPI). A 2016 invertirá US$ 23 millones. Los proyectos se basan en la ampliación del Sitio 4 -una de las puntas con dirección norte- en 69 metros; un tercer frente de atraque que se sumará a los dos existentes; un puente que haga de segunda entrada desde el continente al terminal; el relleno del borde costero, con ampliación ilimitada de crecimiento; y el relleno de pozas.

alt

 Iquique: La estatal Empresa Portuaria Iquique (EPI) a 2016 invertirá US$ 23 millones.

 

Plan de Arica a 20 años 

Más de 350 naves recalaron en el Puerto de Arica y casi 2,7 millones de toneladas en 2011. La empresa cuenta con tres grandes infraestructuras y cinco sitios de atraque, pero ya se ha planteado escenarios en términos de tonelaje a transferir, considerando 10,5 millones de toneladas en 2030, según las estadísticas de la propia firma.

Siguiendo un escenario de los últimos cinco años, el volumen de carga se duplicará en 2018 y en 20 años crecerá 3,5 veces.

Según la empresa, “en los 20 años anteriores se triplicó el volumen”. A 2015, EPA prevé ampliar las áreas conexas, incorporando terrenos de la Armada, adyacente al muelle de pescadores. Para el horizonte de veinte años, se considera la ampliación de la zona de transferencia y que todas las áreas de concesión a los sindicatos de pescadores artesanales pasarían a ser nuevas áreas operativas. Según el Plan Maestro de EPA, “se considera asimismo la ampliación de esta área de transferencia, posibilitando la extensión de la línea de atraque del Sitio 2b hacia el noreste”.

Claro que la empresa no se ha quedado de brazos cruzados, ya que en los últimos 20 años ha invertido unos US$ 44 millones para el Muelle Asísmico, la reparación del Molo de Abrigo, dos grúas Gottwald y la pavimentación del Patio de Minerales-Zona Norte del terminal portuario. 

alt

  Arica: el volumen de carga se duplicará en 2018 y en 20 años crecerá 3,5 veces.

 

San Vicente-Talcahuano: crecer a un cuarto sitio 

El sur de Chile no se queda atrás con el dinamismo portuario. Así se desprende tras conocerse los planes de desarrollo que la estatal Puerto de San Vicente en Talcahuano (SVTI), tiene en cartera para desarrollar y que, se prevé, tendrán una vida útil de 50 años. Esto ya que a principios de año la compañía ingresó al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) un proyecto para ampliar el puerto a un cuarto sitio, obras que demandarían unos US$ 100 millones.

No es de menos, ya que en 2011 el SVTI transfirió 5,7 millones de toneladas, en comparación con los 5,2 millones de 2010. Claro, con clientes como CSAV y SAAM es difícil no tener este incremento. A ello, y al igual que los grandes puertos del país, se suma la necesidad de ampliar la infraestructura para recibir buques cada vez más grandes. Es más, SVTI recibió un barco de casi 340 metros de largo, el MSC Asya.

alt

 San Vicente-Talcahuano: ingresó al SEIA un proyecto para ampliar el puerto

a un cuarto sitio, obras que demandarían unos US$ 100 millones.

 

 

     Fuente: Pulso, a través de www.dconsrución.cl, revisado el 11-10-2012