Acreditación

Carrera Acreditada por 5 años
desde Dic. 2016 a Dic. 2021
Impartida en Valparaíso y Santiago, jornada diurna y presencial.
Agencia AcreditAcción.

Redes Sociales

FacebookTwitterGoogle BookmarksRedditLinkedin

Columna: Indispensable para un desarrollo sustentable tener eficiencia energética y facilitar distribución de ERNC

PDF
Imprimir
E-mail
Modificar tamaño de letra:

Por Gustavo Cáceres, Ingeniero y asesor Ministerio de Energía

 alt

 

Para que el desarrollo de cualquier tecnología sea sustentable y viable, debe partir antes que todo por un uso eficiente de los recursos naturales y variables físicas principales que entran en juego. Si bien el análisis de los aspectos comerciales es muy importante, esto no implica que sea menos importante estudiar, conocer y desarrollar bien las tecnologías, ya que ellas son la base de cualquier economía. Es aquí donde Chile debe poner su mayor énfasis, debido a lo complejo de la situación energética en que se encuentra y que podrá ser resuelta solo dando prioridad a los parámetros tecnológicos.

 

En el tema de la eficiencia energética en Chile está aún muy en pañales y esto se debe al poco conocimiento conceptual que tienen muchas personas de la energía, lo que impide llevar a la práctica buenas soluciones o innovaciones. Es común cuando se menciona el concepto energía, que muchos tiendan a pensar inmediatamente en la electricidad, omitiendo cualquier otra forma de energía, incluso una tan primaria y esencial como lo es la térmica. Esta sería una de las explicaciones por las cuales cuesta tanto implementar políticas de eficiencia energética, ya que se olvidan casi por completo de la energía térmica. Una aproximación simple para saber cuál sería el impacto en la demanda eléctrica por el uso eficiente del calor, se puede obtener aplicando la 1ra ley de la termodinámica o conservación de la energía, en otras palabras, cada porcentaje de energía que yo no pierdo en forma de calor, significa un ahorro de la misma magnitud en consumo eléctrico y por consecuencia en la cuenta eléctrica.

 

Con esto queda claro que cualquier aumento en eficiencia térmica, tiene además un impacto inmediato en la generación energética. Por lo tanto, se debería poner de forma explícita, en las soluciones energéticas, que uno de los esfuerzos principales se deben concentrar en reutilizar el calor o disminuir sus pérdidas en procesos industriales, climatización de construcciones y/o recintos cerrados (calentamiento/enfriamiento de casas, edificios, centros comerciales, etc), aislaciones térmicas térmica en diferentes componentes de sistemas, mejoras de la eficiencia en máquinas térmicas usadas por vehículos de transporte (esto también se asocia con el ahorro de combustible), etc.

 

Algunos ejemplos prácticos bastarían para apoyar lo anterior y dejar claro su impacto con cifras:

 

1) Una ampolleta eléctrica usa para iluminar en general solo hasta el 30 % de electricidad el resto lo pierde en forma de calor, 2) la industria minera pierde hasta un 60 o 70 % de la energía que recibe en forma de calor y 3) la mayoría de las construcciones en Chile pierden más del 40 % de la energía usada para calefaccionar/enfriar en forma de calor por paredes y ventanas. Con esto queda claro que una buena política para el control eficiente de la energía térmica puede contribuir significativamente a la reducción del consumo eléctrico.

 

Por otra parte, una forma de promover la entrada de las ERNC, en particular la solar y eólica, sería fomentar y regular en forma correcta la generación distribuida. Si queremos que las personas se sientan parte de un proceso de desarrollo energético, no hay nada mejor que los mismos hogares, condominios o pequeñas asociaciones de vecinos o viviendas, puedan actuar como pequeños generadores. Esto tendría no solo tendría impactos muy positivos en la incorporación de la ciudadanía al progreso del país, sino que además, ayudaría a desacelerar la creciente demanda energética (al menos en el SIC), aumentar el respaldo del sistema y generar ahorros en las economías de los hogares e incluso de PYMES.

 

Sabemos que existe la ley del Net Metering en Chile para generación doméstica (menos de 100kW), pero aún no está realmente funcionando en la práctica debido, entre otras cosas, a que en su espíritu es más parecida a un net billing que a un net metering. Además no se pensó en ningún organismo estatal que vele porque se realicen las transacciones compra/venta de energía correctamente y sobre todo que no se abuse de esta ley realizando generaciones con combustibles fósiles. Esto último de seguro va a ser uno de los grandes problemas con que este mecanismo se va a encontrar y que aún no ha sido resuelto.

 

    Fuente: El Mostrador, a través de www.dconstrucción.com, revisado el 19-06-13