Acreditación

Carrera Acreditada por 5 años
desde Dic. 2016 a Dic. 2021
Impartida en Valparaíso y Santiago, jornada diurna y presencial.
Agencia AcreditAcción.

Redes Sociales

FacebookTwitterGoogle BookmarksRedditLinkedin

Académico de Ingeniería Civil Oceánica obtiene el mayor puntaje en Becas Chile

PDF
Imprimir
E-mail
Modificar tamaño de letra:

alt

Cuatro mil 931 puntos en la selección de Becas Chile, superando a 633 postulantes, obtuvo el académico de la Escuela de Ingeniería Civil Oceánica, Ignacio Sepúlveda (en la foto).

De esa forma el investigador de la Facultad de Ingeniería UV se posicionó en el primer lugar de la presente selección y cursará un doctorado en la Universidad de Cornell, Estados Unidos.

Sepúlveda ya contaba con el beneficio de la Beca de Doctorado Fulbright, a la que ahora suma la Beca Chile, ambas por un periodo de cuatro años. 
El programa que cursará tiene como objetivo obtener los grados de Master of Science y Doctor of Philosophy, los cuales realizará en el School of Civil and Environmental Engineering de la Universidad de Cornell.

La concentración de sus estudios será Environmental Fluid Mechanics and Hydrology, en la cual se estudia la caracterización de los flujos naturales, como las olas, las mareas y otros fenómenos de alta energía como los tsunamis.

Nuevas generaciones de investigadores

El académico explica que “aún cuesta creer el resultado, considerando que el grupo corresponde a las futuras generaciones de investigadores chilenos. Es un reconocimiento a casi trece meses de preparación, de mucho trabajo, incertidumbre y algunas frustraciones, especialmente durante las preparaciones de los exámenes de aptitudes (GRE) y de inglés (TOEFL). Para alcanzar este puntaje fue fundamental la orientación de profesores y colegas, también fueron muy importantes los orientadores de la Comisión Fullbright y obviamente mi familia. Supieron subirme el ánimo cuando las cosas no iban bien y orientarme cuando había que mejorar algo. Este mérito es también para todos ellos”.

Sepúlveda agrega que  “el proceso es muy agotador, pero los logros, como ser apoyado con dos becas (Fullbright y Becas Chile) y ser aceptado en Cornell, valen el esfuerzo invertido. Se los recomiendo a todos los que tengan ese bichito por el estudio y la creación”.

Punto de inflexión

En cuanto al significado que este financiamiento tiene para su carrera, el investigador afirma que “sin el apoyo de estas becas me sería casi imposible estudiar un doctorado en una universidad de excelencia como Cornell. Este beneficio también es un compromiso con mi país y la disciplina. Me he especializado en herramientas de modelación numérica hidrodinámica, realizando estudios asociados a tsunamis y energías marinas. Las capacidades que adquiera en Cornell me ayudarán a aportar en el desarrollo de estos temas dentro y fuera del país. Las becas y el inicio del programa serán un punto de inflexión en mi desarrollo profesional”.

Sobre su vínculo con la Escuela de Ingeniería Civil Oceánica, Sepúlveda manifiesta que le ha dado “la oportunidad de navegar por distintas áreas y con estudiantes de distintas edades. He realizado cátedras de asignaturas estructurales, como Estática de Estructuras y Resistencia de Materiales. En el área hidráulica he realizado las cátedras de Modelación Hidráulica y actualmente Hidráulica, donde los profesores hemos tenido grandes desafíos. Somos una carrera muy pequeña y lamentablemente poco conocida, pero única en Chile y con un tremendo potencial”.

Generación de conocimiento

“Mis estudios serán bastante teóricos, lo que me tiene muy contento”, señala Sepúlveda y agrega que trabajará con “algunos de los expertos que probablemente saben más de tsunamis en el mundo. Basta ejemplificar que el modelo de tsunami que usa el SHOA para sus cartas de inundación fue desarrollado en mi futura escuela”.

El académico planea “volver a la Universidad (de Valparaíso) para investigar y enseñar. Dentro de las universidades tenemos la capacidad de generar conocimiento. Los beneficios e impactos que pudieren ser generados por las energías marinas, o el manejo del riesgo ante tsunamis pueden ser eficientemente compartidos y debatidos en las casas de estudio. Por otro lado, cuando hay alumnos motivados en aprender y estudiar, el ambiente académico puede convertirse en algo muy mágico”.

En cuanto a sus planes futuros, Sepúlveda agrega que intentará “trabajar fuera de la academia, en lo posible con una pequeña empresa consultora. Para mí es fundamental mantener contacto con el exterior, recopilar información sobre las reales necesidades y poder aportar con la transferencia tecnológica en mi área”.

    Fuente: www.ingenieria.uv.cl, revisado el 15-06-2013

Última actualización el Jueves, 20 de Junio de 2013 22:44