Acreditación

Carrera Acreditada por 5 años
desde Dic. 2016 a Dic. 2021
Impartida en Valparaíso y Santiago, jornada diurna y presencial.
Agencia AcreditAcción.

Redes Sociales

FacebookTwitterGoogle BookmarksRedditLinkedin

Licitación de Puerto Valparaíso enfrenta a Transportes con FNE y a Matte con Von Appen

PDF
Imprimir
E-mail
Modificar tamaño de letra:

En audiencia efectuada en el TLDC

alt

 

La intención de la Empresa Portuaria Valparaíso (EPV) de levantar la restricción a la integración horizontal para que puedan participar actuales concesionarios de la V Región en la futura licitación del terminal 2, encendió el debate entre grupos portuarios y entidades estatales.

Ayer entre 10 de la mañana y cinco de la tarde, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) escuchó a nueve actores privados y fiscales vinculados a dicho proyecto. Las posturas más enfrentadas se dieron entre el Ministerio de Transportes que apoya el formato de licitación de EPV y la Fiscalía Nacional Económica (FNE), que lo rechaza.

Fue precisamente la entidad encargada de velar por la libre competencia en el país la que entregó el mayor número de argumentos en contra de la petición de la estatal. En ese contexto, el abogado de la FNE, George Lambeth, planteó que al levantar las reglas de integración horizontal se pone en riesgo "la competencia por la cancha y en la cancha".

Explicó que fomentar la competencia "por la cancha" implica incentivar la participación de la mayor cantidad de actores en la licitación por el frente de atraque N°2, razón por la cual no sería prudente permitir la participación de los incumbentes en el proceso.

El abogado Lambeth además manifestó que el organismo se opone al levantamiento de la restricción de integración horizontal en la licitación que impulsa EPV. "Hay un riesgo de alterar las reglas del juego" sostuvo el profesional.

Añadió que en los últimos 27 meses, pese al ingreso de un nuevo actor en San Antonio (Puerto Central), no ha habido mayores cambios en el mercado portuario de la V Región. Afirmó que prefiere el ingreso de un cuarto actor en la zona.

Además de EPV, los interesados que presentaron sus descargos fueron: Agunsa, Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile, Sistema de Empresas Públicas, Ministerio de Transportes, Terminal Pacífico Sur Valparaíso, Puerto Central, Asonave y la Fiscalía Nacional Económica (FNE).

TPS, concesionario de Puerto Valparaíso ligado al grupo Von Appen, manifestó su interés por adjudicarse la nueva concesión. Mientras, Nicole Nehme, la abogada en representación de Puerto Central -del grupo Matte- que el año pasado obtuvo una concesión en San Antonio, cuestionó la posibilidad de que TPS participe y gane en la licitación. 45 días tiene el Tribunal para resolver la petición de EPV.

Nicole Nehme, abogada especialista en materias de libre competencia, defendió la postura de Puerto Central. Afirmó que la construcción de 1.400 metros del frente de atraque que pretende hacer TPS, no puede realizarse por restricciones de Valparaíso.

Aseguró que "es peligroso" que se permita la participación de los actuales concesionarios de la V Región, ya que se sabe que sólo TPS presentaría oferta, lo que desincentivaría a otros postulantes.
También cuestionó el permiso que dio EPV a TPS para que este último amplíe en 120 metros su terminal. Dijo que la firma de Von Appen anunció esto en una fiesta privada en septiembre de 2011, pero que recién en enero de 2012 se firmó el contrato.

Puerto Central defendió que el TDLC ya zanjó, para la licitación de San Antonio y Valparaíso del año pasado, que operadores de la zona tenían impedimentos para participar durante cinco años.

Para TPS, concesionario del puerto de Valparaíso ligado al grupo Von Appen, las condiciones han cambiado con el ingreso de Puerto Central a San Antonio. Asegura que dejar afuera a los actuales operadores portuarios de la V Región es riesgoso para el éxito de la licitación de EPV.

El representante de TPS, Felipe Vial Claro, destacó las sinergias que existirían si la firma se adjudica la concesión del terminal 2 de Valparaíso. Prevé construir un solo frente de atraque de 1.400 metros, uniendo la infraestructura que hoy tienen con la que licita EPV. Indicó que los servicios portuarios serían más eficientes y más baratos. Agregó que recién con esa obra podrían competir de igual forma con la carga de San Antonio.

Pidió que las ofertas de los actuales concesionarios en la licitación de EPV compitan en iguales condiciones con la de nuevos actores que quieran ingresar a la zona.

La representante del Sistema de Empresas SEP, María Isabel Díaz, apoyó la fórmula que busca impulsar EPV en la licitación. La profesional añadió que si no se realiza nada en materia de infraestructura, Valparaíso perderá su sitial en la región.

Para el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones la infraestructura portuaria de Valparaíso se irá estrechando de no aumentarse la capacidad. El coordinador general del Programa de Desarrollo Logístico del MTT, Alexis Michea, sostuvo que la estrategia de la Empresa Portuaria Valparaíso "es razonable".

Acompañado por la subsecretaria de la cartera, Gloria Hutt, el profesional afirmó que a partir de 2015 se agotaría la capacidad nominal de carga en la región. También afirmó que habrá fuertes costos adicionales para el transporte en barcos al tener puertos más congestionados. Estos serían de US$ 112 millones anuales.

La Asociación Nacional de Agentes de Naves de Chile (Asonave) afirmó ayer que el Terminal Pacífico Sur, TPS, aboga por un "monopolio" al pretender quedarse con el terminal 2 de Valparaíso y rechazó que se levanten las restricciones a los concesionarios.
Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile apoyó la eliminación de las restricciones y espera que crezca la infraestructura en Valparaíso.

Para Agunsa, ligada al grupo Urenda, la ampliación en 120 metros del terminal de TPS en Valparaíso le restaría atractivo a la licitación del terminal 2. El representante de Agunsa, Raúl Mera, afirmó que resulta "inconveniente" levantar la restricción horizontal, ya que el único concesionario interesado en participar en la concesión de EPV sería TPS. Por ello, pidió al TDLC que rechace esa posibilidad.

El abogado de EPV, Juan Ignacio Correa, sostuvo que la petición del puerto al TDLC busca garantizar el éxito de la licitación, que el año pasado fracasó por falta de oferentes. Rechazó que la estatal busque favorecer a TPS y dijo que existe una "campaña del terror".

 

    Fuentes: El Mercurio de Santiago y El Mercurio de Valparaíso, a través de www.mundomaritimo.cl, revisado el 20-07-2012